Productos
Aplicaciones
SERVICIO
Formación y talleres prácticos
Servicio de (RE)- Calibración
Empresa
Sobre nosotros
Subsidiarias de CS Instruments GmbH
Clientes
Certificado segun DIN EN ISO 9001
Noticias
Descargas
Catalogo
Hojas de datos técnicos
Descargas de software de CS Instruments para la medición de gases.
Manuales de instrucciones
Documentación científica CS Instruments para consultar a cerca de la medición del punto de rocio y la medición del consumo de aire comprimido.
es
+34 (0) 91 331 57 58
info@cs-instruments-spain.es
0
Für dieses Produkt gibt es noch Zubehör.
Zum Zubehör
Consulta
Empresa / Noticias

Impacto del Aire comprimido en Industria Alimenticia

Aire_comprimido_en_industria_Alimenticia

El papel del aire comprimido en la industria alimenticia

El aire comprimido es un elemento esencial en la industria alimenticia y es importante conocer la composición del mismo para evitar una posible contaminación de los productos de la planta. Para evaluar la contaminación del producto se deben identificar todos los riesgos y priorizarlos para tomar las medidas necesarias y reducir todo lo posible sus efectos.

La reputación de una empresa está en peligro si sale al mercado algún producto contaminado y los costes de la retirada del producto son muy elevados. De ahí que deba haber un control exhaustivo sobre el análisis del aire comprimido.

Contaminación en Aire Comprimido

El aire normal contiene millones de partículas inertes, de 5 a 25 gramos de agua, de 1 a 5 microgramos de aceite y cientos de bacterias por metro cúbico. Pero si hablamos de aire comprimido, las posibilidades de contaminación se multiplican debido a las partículas de la tubería, virutas, recortes de tubo, cinta de sellado, partículas de filtro de carbón y otros elementos externos que influyen en la pureza del aire comprimido. A veces, puede condensarse agua o aceite líquido en un aerosol o vapor y puede ser otra fuente de contaminación.

Las partículas, la condensación, el aceite y el vapor de aceite se convierten en peligrosos contaminantes cuando entran en la corriente de aire comprimido y pueden provocar una detención de los sistemas productivos con el consiguiente coste económico. Este aspecto ha empujado a ISO a emitir la norma 8573.1 con las clases de pureza de los contaminantes existentes en el aire comprimido.

De igual manera, la Asociación Británica de Aire Comprimido (BCAS) emitió un código de buenas prácticas enfocada en la industria alimenticia. Este código ha incorporado secciones de la norma ISO 8573-1 2010 y los clasifica en dos tipos, según si el aire comprimido entra en contacto de manera directa o indirecta con el producto. Si entra directamente en contacto, la pureza recomendada según la norma ISO8573-1 tiene una clase 2:2:1 y para el contacto indirecto se recomienda la clase 2:4:2. Según estas especificaciones, las instalaciones de aire comprimido se deben verificar mínimo dos veces al año.

Evaluación de riesgos

En la sala de máquinas se debe analizar el sistema de compresión, los filtros, la cañería de distribución, las uniones y los materiales de construcción. Cada material tiene un riesgo distinto. Por ejemplo, el nylon, poliéster, acero inoxidable, cobre, aluminio o hierro negro, están basados en el conteo de partículas. El riesgo también está en las soldaduras, cintas teflonadas, masillas o la compresión de acero inoxidable.

Hay dos formas de monitorear la calidad del aire comprimido. La más costosa, pero también la más completa, es testear todos los puntos críticos donde se utiliza el aire comprimido. Otra forma es testear la calidad en puntos aleatorios de la instalación. Esta es más económica pero menos eficaz, ya que la contaminación puede estar en puntos que no se han testado adecuadamente.

Con esta técnica se deben elegir cuidadosamente las zonas a testar teniendo en cuenta tomar tres muestras, una cerca del compresor, otra a mitad del sistema y otra en un punto alejado del sistema de purificación. También se debe muestrear antes y después de cambiar un filtro para asegurarnos que funciona correctamente. Se deben considerar controles adicionales si las técnicas anteriores son inadecuadas.

Por ejemplo, si no de dispone de un secador, habría que ponerlo, si hay un secador frigorífico y se encuentra agua quizá puede estar subdimensionado y hay que sustituirlo por otro sistema de secado. Es indispensable que los sistemas más básicos funcionen perfectamente. En la industria alimenticia y de bebidas se recomienda revisar los sistemas dos veces al año. Los sistemas de aire comprimido cambian constantemente y son muy dinámicos, por lo que es imprescindible cumplir con estas revisiones. Estos son los pasos que hay que seguir para la evaluación de los riesgos de contaminación con aire comprimido:

- Identificar los posibles peligros

- Evaluar el riesgo de daño

- Evaluar las medidas de control existentes

- Evaluar si es necesario controles adicionales

- Programar revisiones periódicas para comprobar el funcionamiento

 

En CS Instruments disponemos de equipos de última generación para la calidad del aire como los siguientes:

Cookies that are essential for technical reasons are set on this webpage so we can provide users with our offers. A cookie that stores your current privacy settings is also set (selection cookie). With the exception of the selection cookie mentioned above, technically non-essential cookies and tracking mechanisms that enable us to provide you with a superior user experience and customised offers (marketing cookies and tracking mechanisms) are only used if you have given prior consent to such use. Please see our privacy policy for details in this regard.

Accept Decline
XS
SM
MD
LG
XL