Noticias

La importancia de la calidad del aire: la norma ISO

La importancia de la calidad del aire: la norma ISO

Todos los sistemas de aire comprimido se diseñan de acuerdo a las normas ISO que lo regulan. Estas normas tienen en cuenta la calidad y el análisis del aire comprimido y son las siguientes: ISO 8573, ISO 12500, ISO 7183.

La ISO 8573 determina los contaminantes presentes en el aire comprimido. Esta norma hace una clasificación de los contaminantes:

  • Partículas sólidas
  • Humedad residual
  • Contenido de aceite residual incluido el vapor

En el caso de que aparezcan contaminantes en el sistema de aire comprimido, las consecuencias pueden ser determinantes en los sistemas de producción. Podemos destacar, entre otras:

  • Corrosión y desgaste de las tuberías
  • Producción de elementos defectuosos
  • Desgaste prematuro de las máquinas
  • Óxido y corrosión de las herramientas
  • Daños en la instrumentación
  • Daños en superficies pintadas
  • Incremento en el volumen de residuos
  • Detrimento de la calidad del aire comprimido en la industria

Industria alimentaria

Los productos alimenticios requieren una higiene sobresaliente, por eso es preciso que en todos los procesos de producción como el transporte de sustancias, procesos neumáticos, embalaje, etc, el aire comprimido permanezca exento de cualquier tipo de contaminantes, ya que es un elemento que se emplea continuamente a la hora de limpiar botellas y contenedores de plástico.

En la fabricación de componentes electrónicos se utiliza el aire comprimido como medio de transporte, para limpieza o soporte energético y se exige unos niveles de pureza del aire muy altos para que el producto final disponga de la calidad deseada.

Industria farmacéutica

La fabricación de fármacos se rigen por normas higiénicas muy rigurosas que incluyen un aire comprimido libre de cualquier tipo de contaminante, ya que en este tipo de plantas industriales se fabrican productos muy sensibles como comprimidos, donde el polvo que sobra se elimina con aire comprimido.

CS Instuments ofrece soluciones conforme a la norma ISO 8573 para las distintas industrias que necesitan una calidad de aire comprimido perfecta. Estos son los equipos que se pueden utilizar para lograr esa calidad:

Oilcheck

Es un medidor de alta precisión, fijo o portátil, del aceite residual en los sistemas de aire comprimido. Dispone de un sensor que determina la cantidad residual de vapor de aceite en el aire comprimido. En caso de superar los valores de referencia, avisa para tomar las medidas oportunas. Su rango de medición es de <0,01 ... 5,000 mg / m³, tiene sonda de muestreo (DN 20 - DN 40) y una salida 4 ... 20 mA

PC 400 

Es un contador de partículas de hasta 0,1 micras para aire y gas comprimido con reductor de presión. Es capaz de comprobar si hay algún tipo de perforación en los filtros, así como la presencia de partículas contaminantes en el flujo de aire de manera continua y automática. El PC 400 está disponible como medidor fijo o portátil.

Como vemos, CS Instruments dispone de los equipos más sofisticados tecnológicamente para conseguir la mayor calidad en el aire comprimido de cualquier planta industrial. No dudes en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta. Disponemos de los mejores profesionales para asesorarte y conseguir importantes mejoras en tu negocio.

Consulta ES

Product Request

Oficina de ventas
Avda. Cerro Milano 4, Local I
28051 - Madrid
Teléfono: +34 (0) 91 331 57 58
Fax: +34 (0) 91 331 62 30
E: info@cs-instruments-spain.es